El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Psicoterapia Cognitivo conductual
Home Servicios Nuevo Libro  Terapia Online Laura Galasso  Contacto Buscador
Psicoterapia Cognitivo conductual
Consultas frecuentes
Psicoterapia Cognitivo conductual
Psicoterapia Cognitivo conductual
Psicoterapia cognitivo conductual
Psicoterapia Cognitivo conductual
Psicoterapia Cognitivo conductual
CONTACTO DIRECTO
Solicitud de información
y/o entrevista:
(54-11)4925-0936
Vía email Psicoterapia Cognitivo conductual Psicoterapia Cognitivo conductual
Sus datos y consulta
serán tratados
con absoluta confidencialidad.



Psicoterapia breve

¿Qué es la psicología?

"Es más frecuente que la confianza sea generada por la ignorancia que por el conocimiento: son los que conocen poco y no los que conocen mucho, los que afirman tan positivamente que este o aquel problema nunca será solucionado por la ciencia."
Charles Darwin, The descent of man (1871)

La psicología es el estudio de la conducta humana; entendiendo que existen tres niveles en los que se presenta: a nivel cognitivo (pensamientos, creencias), fisiológico (síntomas físicos, emociones) y a nivel motor (lo que se hace llanamente). Conducta no es solo lo que observamos.
La relación con la investigación psicológica es un predictor de eficacia en el tratamiento, y es destacable que en la actualidad nuestra disciplina vaya cobrando la fuerza a nivel mundial al interior del pensamiento científico. Los problemas tienen solución si sabemos dónde  buscarla y decidimos racionalmente qué aceptaremos como tratamiento.

Leer más sobre psicología y eficacia clínica.

Pero esta definición, como todas las cosas que decimos, no es neutral; implica una toma de postura, una conjunción de conocimientos adoptados para explicar un problema. Cada orientación psicológica entiende el quehacer clínico de diversas maneras; por eso elegir un psicólogo es elegir una forma de trabajo que es la potencial solución al motivo de consulta o no. Es conveniente que antes de iniciar cualquier terapia nos informemos sobre la escuela del profesional que nos asiste, las técnicas que usará, ese conocimiento mínimo permite hacer una elección criteriosa.
Como en la medicina, los psicólogos cognitivo conductuales utilizamos el conocimiento que proviene de hipótesis demostradas empíricamente; si evaluamos, por ejemplo, un trastorno de ansiedad indicaremos una  técnica específica acomodada siempre a la complejidad y singularidad del consultante, y no otra que haya demostrado eficacia pero para otro trastorno.
En la historia de nuestra disciplina encontraremos muchas otras definiciones y aún en el  presente otros posicionamientos. El que aquí se asume parte de las soluciones concretas que motivan la consulta, es por eso que en la definición debemos ser claros. Decimos entonces que “(la psicología) tiene, como toda ciencia, dos propósitos generales: crear leyes comprensivas sobre su objeto de estudio -ciencia básica- y tecnologías que permitan acciones eficaces -ciencia aplicada-” (Mustaca, 2004).

¿Por qué psicoterapia breve y qué tan “breve”?

Decimos que es breve, en principio, en tanto se opone a otros abordajes de tiempo ilimitado y en consideración de que nuestro promedio de tratamiento oscila entre algunas sesiones y seis meses de tratamiento. El tiempo real de psicoterapia depende de los motivos de consulta y se establece ya en la primer sesión, una vez evaluada la conflictiva de consulta.
En el marco de las psicoterapias breves, que hay muchas, se encuentra la terapia cognitivo conductual, que ha demostrado altísimos indicadores eficacia para la mayoría de los motivos de consulta.

Leer más sobre características y mitos respecto de psicoterapia breve cognitivo-conductual

Breve no es sinónimo de superficial, puesto que las soluciones son de fondo sencillamente porque se modifica lo que al paciente le genera malestar. Así como nos explicamos sucesos sencillos de la vida cotidiana, hay teorías explicativas del comportamiento humano: lo que importa en psicoterapia es que la explicación provenga de investigaciones serias y controladas para que su aplicación sea efectiva. Más que preguntarnos por qué algo sucede, nos centramos en cómo ha de resolverse. La búsqueda de causas está regida por la utilidad que puedan proveer;  el beneficio de un diagnóstico adecuado, por ejemplo, nos permite la utilización de técnicas y el diseño de tratamiento. La hipótesis y comprobación de qué sostiene un problema, si no hubiera diagnóstico psiquiátrico, nos habilita a intervenir efectivamente.
Cuando en verdad salimos de una situación problemática, el cambio ha de sostenerse en el tiempo, si el conflicto reaparece, ocurre que fracasó la terapia, que no fue la indicada, pero ¿tiene el tiempo que ver con esto? El ciclo vital de todos los sujetos está signado por situaciones que implican cambio, dolor, aceptación. Si no se limita la psicoterapia a una serie de objetivos, se torna eterna; también por eso es “breve”. Nadie desea un “bastón” humano de quien depender. Lo que hace el tiempo, una vez terminada la psicoterapia cognitivo conductual, es fomentar en el consultante la utilización de nuevas habilidades aprendidas y consolidadas (luego de la fase de tratamiento), es decir, se fomenta su autonomía; por eso si la terapia es breve y buena, es dos veces buena.
Es cierto que no puede darse al paciente garantías de una vida sin emociones de afecto negativo. Pero sí puede darse un pronóstico respecto de los motivos de consulta, si estos son reversibles, en qué grado, mediante qué técnicas.  Cual fuere el motivo de consulta el pedido siempre es de solución; si hay frustraciones terapeúticas previas, o el sufrimiento es excesivo se nos solicita “alivio”. En ambos casos, se espera que la terapia sea efectiva, es decir, que el terapeuta se comprometa a informar el diagnóstico/pronóstico y a intervenir revirtiéndolo con transparencia. ¿Qué otro sentido podría tener un consulta psicológica? Parece una obviedad, sin embargo, estas expectativas razonables de los pacientes no siempre se cumplen, aún cuando hace a la responsabilidad y la ética profesional que así sea.

 
    © Licenciada Laura Galasso
Argentina. Buenos Aires.
Tel. (54-11) 4925-0936
M.N. 32 120-Psicóloga clínica
Especialista Cognitivo Conductual
Directora ECCOT - Equipo Interdisciplinario y Psicoterapéutico
     
Agregar a favoritos Hacer página de inicio Aviso legal Sitios amigos Enviar a un amigo
© 2003 - Actualización 2009 - webmaster@psicoterapia-breve.com.ar -info@psicoterapia-breve.com.ar - Contacto académico: lauragalasso@psicoterapia-breve.com.ar