El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Psicoterapia Cognitivo conductual
Home Servicios Nuevo Libro  Terapia Online Laura Galasso  Contacto Buscador
Psicoterapia Cognitivo conductual
Consultas frecuentes
Psicoterapia Cognitivo conductual
Psicoterapia Cognitivo conductual
Psicoterapia cognitivo conductual
Psicoterapia Cognitivo conductual
Psicoterapia Cognitivo conductual
CONTACTO DIRECTO
Solicitud de información
y/o entrevista:
(54-11)4925-0936
Vía email Psicoterapia Cognitivo conductual Psicoterapia Cognitivo conductual
Sus datos y consulta
serán tratados
con absoluta confidencialidad.



Terapia online Cognitivo-Conductual

DEl tratamiento “cara a cara” a la terapia o consulta  online

Los contenidos de este sitio, en sus inicios, fueron ideados para que los pacientes que ya estaban en tratamiento encontraran información concentrada respecto de la clínica Cognitivo-Conductual. Con el tiempo, la costumbre, y en el marco de las investigaciones, la “terapia online” empezó a instalarse como opción al tratamiento tradicional “cara a cara”. Las ventajas y desventajas de la terapia online en nuestro caso son pensadas  focalizando en la eficacia Cognitivo-Conductual. Desde esta perspectiva, sosteniendo  los principios de brevedad y eficacia, consideramos que hoy Internet está facilitando el desarrollo de intervenciones Cognitivo-Conductuales que por otro medio no tendrían lugar.

Leer más

Quienes sufren y por razones diversas no pueden/quieren realizar una psicoterapia presencial pueden beneficiarse con intervenciones puntuales, acotadas, que enmarquen el problema dándole dirección y aportando claridad a su resolución; en estos casos resulta exagerado hablar de  “tratamiento” y es más sensato utilizar el concepto de “consultoría” donde algunas sesiones son suficientes. Pero la terapia online, igual que el abordaje en consultorio, puede llevar meses (aunque sean pocos). Esta diferencia, de nombres y de tiempo, ha de establecerse en la evaluación inicial. Lamentablemente no siempre podemos garantizar, como terapeutas, que se brindará tratamiento a quien lo solicita; si evaluamos que no será efectivo por este medio también lo notificamos dando razones y alternativas (luego abordaremos estas limitaciones que si bien no son recurrentes, existen).

 

LA TERAPIA ONLINE COGNITIVO-CONDUCTUAL: MARCO ÉTICO

En la psicoterapia cognitivo conductual estimamos lo que se ha dado en llamar “lenguaje analógico”, implicando el fluir de actitudes, posturas, gestos, voz, tonos y demás componentes que hacen posible el establecimiento de una relación cálida y confiada entre paciente y terapeuta. En este sentido, la preferencia del encuentro presencial donde cursa el tratamiento sigue siendo la vía más sólida de interacción clínica. No obstante, la posibilidad de orientar/intervenir mediante canales cibernéticos es una modalidad que va cobrando fuerza hace tiempo, y que por ello se ofrece, con sus límites y alcances (trátese de problemas que podemos calificar fríamente como “menores” o que indican “trastornos” diagnosticables). Qué le pasa a quién consulta online, por qué sufre, qué herramientas podemos brindarle, son elementos imprescindibles y previos al inicio de una terapia que se pretenda de excelencia. Para hablar y hablar, están los amigos y los confesores, debemos establecer un diseño de tratamiento que favorezca a quien consulta, que “cure”, y que una vez aceptado por el paciente dé comienzo al trabajo clínico. En este sentido tampoco hay grandes cambios en la comparación con el tratamiento “cara a cara”.

 

Nuevas tecnologías y  eficacia terapeútica: su articulación

La tendencia en la investigación actual, en el mundo, irá permitiendo delimitar con claridad criterios de “buena praxis” en psicología. Mientras crecen los recursos para la atención y evaluación online, la “buena praxis” por este medio tal vez sea la más compleja de establecer  pero tenemos, pacientes y terapeutas, muy en claro que erradicar el dolor, solucionar, es la tarea del psicólogo. Estas cuestiones de valoración y legalidad aún cuando no estén formalizadas, lamentablemente no impiden la existencia de personas sin formación brindando tratamientos desactualizados o de eficacia no demostrada. “Nuevas tecnologías” clínicas, inicial y fundamentalmente, son las terapias breves y eficaces basadas en la investigación. De manera que no se trata de usar un  modem sino de incorporar todo avance científico que potencie los beneficios de los tratamientos en vigencia. Los psicoterapeutas Cognitivo-Conductuales tenemos como principio la actualización constante  y la suficiente apertura a la renovación de instrumentos y dispositivos clínicos.

Leer más
Hoy sabemos que para un trastorno determinado existe una técnica eficaz, ya no se trata para el psicólogo de hacer lo que “le parece” sino de actualizarse constantemente y aportar, en lo posible, a que las investigaciones en psicoterapia se vayan enriqueciendo y perfeccionando. Esto hace a los “medios” de un tratamiento, al ajuste de criterios de excelencia que permitan tanto al paciente como al profesional “conocer” cuáles son las técnicas más adecuadas que en su aplicación, conllevarán en tratamiento a la remisión de los síntomas (“fines”).
  El gran  avance en la investigación psicoterapéutica no  se ha articulado de lleno a la utilización de nuevos medios de comunicación, es decir,  los psicólogos Cognitivo-Conductuales  no contamos con  infinidad de investigaciones que validen la efectividad del uso de canales cibernéticos que suplan “el cara a cara” de la psicoterapia. Pero la experiencia en consultorio, traspolada a Internet, no genera en verdad abismos en su comparación como a veces se plantea. Por ejemplo, no somos desconocidos para nuestros pacientes que viven en el exterior, por el contrario,  el componente afectivo que existe en cualquier alianza terapéutica también se expresa por este medio de ambas partes. Lo mismo ocurre con la evolución clínica y el uso de técnicas eficaces.

 

INTERNET EN NUESTRA VIDA Y EN LA INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA EFICAZ

En nuestra vida cotidiana Internet se ha ido convirtiendo en un medio de acceso, a la información y al contacto con los otros. En disciplinas afines de salud, como la psiquiatría y la medicina, ya existe la modalidad a distancia (telemedicina); asimismo  los portales como este, de salud, cuentan con indicaciones orientadas a potenciar la ética profesional (HON Code). En educación, se viene practicando hace tiempo incluso hasta la certificación profesional y estamos ya asistiendo a la participación ciudadana en procesos electorales por este medio. La gente  se conoce, se casa, se cura, se informa y educa por Internet,Bajar archivo:
Telemedicina
lo cual ya no es sorpresa, entonces ¿por qué la psicología quedaría al margen, condenada a espacios físicos?  Este avance tecnológico de “medios” habilita nuevas formas de interacción personal y también se presenta como un territorio a explorar, respecto de cómo nos estamos vinculando, y a cuáles son los alcances que puede tener, y de hecho está teniendo, Internet en nuestra vida; transformándola tanto que a veces ni somos del todo conscientes de ello.

En consideración de ambas tendencias (investigación en psicoterapia e Internet como “medio”)  podemos predecir sin dudas la efectividad en intervenciones online, siempre que el juicio clínico no contradiga esto.

Leer más: Psicoterapia y consultoria online

Es decir, no se trata de un reemplazo llano de la terapia tradicional, aunque tal vez en el futuro esto llegue a plantearse.  ¿Cuánto dura, cómo es la terapia online Cognitivo-Conductual? Las fases del tratamiento son las mismas que en el tratamiento cara a cara. El tiempo de tratamiento promedio también es aproximadamente de seis meses, pero resaltamos aquí la diferencia entre psicoterapia y consultoría (donde el motivo de consulta lleva mucho menos tiempo). Sabemos que la forma habitual de tratamiento se encuadra en un mismo tiempo- espacio, y que el uso de herramientas complementarias (teléfono, mail, Chat, videoconferencia, Skype) pueden ser exitosos para dar continuidad a la psicoterapia, si el paciente viaja, o bien para maximizar y/o generar los recursos del consultante respecto de conflictivas puntuales. Volvemos a diferenciar aquí la “psicoterapia” de la “consultoría”, esta última es mucho más breve aún que el tratamiento y es la más cercana al asesoramiento/orientación/intervención puntual. A modo de ejemplo, los canales cibernéticos son muy usados para el abordaje de:

                 Toma de decisiones Desarrollo personal        



        Orientación y
        diagnóstico



Problemas    
vinculares     



Comunicación / habilidades sociales
(sólo videoconferencia)

Se ilustra en un gráfico el proceso clínico propio de la psicoterapia, sus pasos, tomando como ejemplo la consulta por problemas relacionados con la ansiedad.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

¿Por qué MUCHOS prefIEREn la modalidad online?

A veces no se trata de una elección. Son los casos donde se ha encontrado la especialidad buscada y  se ha podido establecer “el nombre” del problema pero la distancia física y la falta de terapias eficaces donde la persona vive determinan la elección online. Esto ocurre frecuentemente en Tricotilomanía, Dependencia Emocional, entre muchos otros motivos de tratamiento. La ausencia de psicoterapia Cognitivo-Conductual y especializaciones como las citadas,  se refleja comúnmente en el comentario de quien buscó, sin suerte, tratamiento presencial en su país.
Otros casos  referidos al diagnóstico y/o comprensión del problema que aqueja al consultante, se basan en el asesoramiento específico y éste suele ser solicitado por personas que ya están en tratamiento, y quieren una segunda opinión, o bien  por sujetos que desean informarse respecto de las terapias Cognitivo-Conductuales en relación al malestar  que presentan.

Es recurrente también que la consulta se apoye en limitaciones de tiempo para asistir al consultorio, también en casos donde la distancia geográfica es un impedimento para ello, o tan solo porque quien consulta prefiere conservar el anonimato o carece de criterios respecto de dónde solicitar psicoterapia. Como se mencionó antes, la familiarización de algunas personas con Internet hace que la predisposición a tratarse por aquí acreciente la cantidad de consultas que recibimos a diario (requieran o no especialización).

Leer más

La "invisibilidad" del terapeuta puede favorecer la confidencialidad y la autorrevelación. El paciente puede verse así menos tenso, avergonzado o atemorizado si tiene la percepción de que su problema psicológico, al exponerse cara a cara en una psicoterapia de corte clásico, puede provocar el rechazo del psicólogo/a (A.Bermejo Mercader, Eficacia y aplicación de la terapia cognitivo-conductual vía Internet; Gabinete de Psicología EIDOS – Alicante, 2001).
El malestar emocional puede ser muy alto, se refiera a un problema puntual o a un trastorno psiquiátrico, siendo lógico que quien consulta no tenga herramientas para establecer esta diferencia y justamente, la consulta permita clarificar esto y orientar respecto de los pasos a seguir (sea para la resolución y/o aceptación del conflicto, o bien para el inicio de un tratamiento psicológico o farmacológico). Como ya se dijo,  no todos los conflictos son abordables online; en trastornos severos que incapacitan al sujeto o determinan la existencia de riesgo (para sí y para terceros), hace a la ética profesional explicitar las razones por las cuales es conveniente un tratamiento presencial urgente. En estos casos, los profesionales nos predisponemos a que el sujeto aumente su motivación en aceptar ayuda y pueda encontrar tratamiento Cognitivo-Conductual en la zona en la que se encuentra facilitándole parámetros concretos para hacer efectivo el inicio de un abordaje clínico presencial.

 

Forma de trabajo:
PACIENTE + TERAPEUTA= EQUIPO (roles activos)

 En el marco online, tampoco hay grandes cambios respecto de las sesiones  y el trabajo clínico presencial; el trabajo es en equipo, dinámico, intenso, genera cambios (parámetro fundamental de la eficacia). Modificar aspectos de nuestra personalidad, resolver situaciones, aceptar la realidad que duele, requiere  compromiso y trabajo de ambas partes, de otro modo el alcance de los objetivos  no se produce o se alarga innecesariamente en el tiempo. Las sesiones, de consultoría/asesoramiento o psicoterapia –se insiste en esto intencionalmente- son  propias del modelo Cognitivo-Conductual, donde  el trabajo es en conjunto.

Leer más

Esto implica que entre cada encuentro online, el consultante asuma un rol activo, cumpliendo  con las indicaciones precisas que se han consensuado en la sesión. Asimismo, el terapeuta diseña la próxima consulta, para lo cual será necesario que cuente con informes y evaluaciones que el paciente enviará anticipadamente. No basta con que al terapeuta/paciente “le parezca” que algo se ha modificado, sino que es preciso contar con mediciones/evaluaciones durante el proceso de cambio, si estas mediciones son empíricas, lo que luego nos “parece” deviene de los hechos y hace a la modificación real. En cada caso, los test, registros y evaluaciones en general,  serán preparados en función del motivo de consulta y de los objetivos acordados  y se remitirán oportunamente para ser completados.

 

LA Confidencialidad

 La información que se brinde al terapeuta, así como el contenido total de la consulta, cumplirán con las garantías del secreto profesional, acordes a la legislación vigente del Psicólogo en Argentina. Los datos que se soliciten serán utilizados solamente para dar una devolución al consultante, tenga esta el formato de mera información psicológica o de intervención direccionada a clarificar y/o potenciar los recursos de resolución del sujeto. Incluso quienes no desean dar sus datos reales suelen usar un apodo (nick), no mostrarse obviando la videoconferencia y hasta realizar el pago de honorarios garantizándose que el terapeuta no tenga acceso a sus datos personales. ¿Por qué no respetar este deseo de anonimato, por qué  sostener suspicacias condenatorias antes de pedir razones? Para una misma conducta hay muchas explicaciones. No debe confundirse la preservación de la identidad, el anonimato, con la omisión paranoide, hace a una actitud de espera comprensiva reservar todo juicio de parte del terapeuta y esperar los argumentos para evaluar si son atendibles o no. Por supuesto que es casi imposible que esto ocurra en el tratamiento presencial, al menos al mismo nivel.

Leer más
 Es considerable como una falta grave en términos éticos grabar/filmar la instancia de contacto paciente-terapeuta, salvo que una de las partes solicite  consentimiento para ello y la otra lo preste. Las condiciones de comunicación han de ser transparentes, el psicólogo también para trabajar necesita sentirse cómodo y en un clima de confidencialidad. Cualquier profesional que viole el encuadre establecido, respecto de la confidencialidad, incurre en una aberración digna de ser denunciada. Retener la información, por parte de quien consulta,  evidencia falta de confianza al tipo de diálogo y trabajo clínico, por ello es que también interesa fortalecer la idea de “no guardar” datos, conductas, porque  finalmente, mentirle u ocultarle algo al terapeuta es como hacerlo con uno mismo. Muchos pacientes optan por traer cuadernos a  su sesión presencial, anotar o bien recibir por escrito algunas observaciones, gráficos, indicaciones, hasta con alegría. Otras personas, son reticentes al uso de registros, escritos, textos a leer, de manera que la utilización de dispositivos generales donde se registran datos hacen a la confidencialidad pero también a la conformidad de los pacientes.

Consultas: Cantidad, frecuencia y duración

Inicialmente, la cantidad de sesiones, y el medio, son elegidas por el consultante. La primer sesión (Chat, Audio, Videoconferencia, Skype), se fijará por intercambio de  mails una vez que ha sido contratada, especificándose las características del medio de contacto por el que se optó (usualmente el terapeuta inicia el contacto en el día y hora pautados). Los turnos se darán evaluando la concordancia horaria de disponibilidad de ambas partes y dentro de  la misma semana en la que se solicitan (es decir, el turno se da una vez establecido el contacto, para la semana siguiente a la contratación).
Las consultas online han de realizarse  de lunes a viernes de 16 a 23 hs (horario de Buenos Aires).
Ya en el primer contacto online se podrán establecer y proponer, estimativamente, la cantidad de encuentros y la frecuencia de contacto que el problema requiere para que la intervención sea eficaz.  Generado un acuerdo con el consultante sobre ello, se procede a fijar días/horarios de sesión.

Leer más

No obstante, las sesiones podrán adelantarse si el terapeuta o el consultante lo considerasen necesario y fuese posible.  El tiempo de cada consulta online será de 45’-60’ (los mails entre ellas se limitarán al intercambio de información que se ha acordado).
Cuando la contratación realizada refiera a mails, se confirmará la recepción del mismo  y se procederá a enviar una respuesta en el lapso de 48/72 hs.  El consultante que opte por el Chat escrito o mail, ha de tener presente que estos medios suelen lentificar el proceso de consulta a diferencia del audio (MSN-Skype, teléfono tradicional) o la videoconferencia (sea por MSN o Skype). Estas alternativas, más directas (donde se escucha y/o ve al otro) favorecen el volumen de información a transmitir y lo agilizan, además de fomentar la empatía en el diálogo ya que reponen gran parte de la comunicación no verbal (voz, gestos, postura corporal, etc).

 

Software – Descargue programas para sesiones on line

Descargue el software (es gratis) y siga las instrucciones de instalación:

Para contratación de consultas, especifique en dónde reside, su disponibilidad horaria y obtenga información sobre honorarios y formas de pago
(clic aquí)

 
    © Licenciada Laura Galasso
Argentina. Buenos Aires.
Tel. (54-11) 4925-0936
M.N. 32 120-Psicóloga clínica
Especialista Cognitivo Conductual
Directora ECCOT - Equipo Interdisciplinario y Psicoterapéutico
     
Agregar a favoritos Hacer página de inicio Aviso legal Sitios amigos Enviar a un amigo
© 2003 - Actualización 2009 - webmaster@psicoterapia-breve.com.ar -info@psicoterapia-breve.com.ar - Contacto académico: lauragalasso@psicoterapia-breve.com.ar